Propiedad Horizontal ¿Qué es bioseguridad?


La Bioseguridad termino común y muy conocido entre laboratorios, médicos, epidemiólogos, técnicos y personal de la salud; pero ajena para la mayoría de los residentes de conjuntos residenciales, usuarios de centros comerciales y en general, extraña para la propiedad horizontal y sus manejos. Ha sido puesta en boga a raíz de los últimos sucesos y que han llevado al mundo a permanecer en constante alerta ante la propagación del virus SARSCoV- 2.

Los sistemas de salud de nuestro país y la triada – Ministerio de Salud, Instituto Nacional de Salud e INVIMA, que conforman la máxima autoridad sanitaria se dieron al trabajo de establecer, desarrollar y exigir el cumplimiento en la implementación de medidas conducentes a mitigar y contrarrestar la exposición a agentes infecciosos. El conjunto de normas y protocolos encaminados a proteger a las personas y su salud, a disminuir los riesgos y controlar la transmisión se conocen como BIOSEGURIDAD.

Para la implementación de éstos, debemos entender qué es el coronavirus 2019 -COVID-19-, enfermedad respiratoria proveniente de China y que impacto en la vida de los ciudadanos del mundo y el día a día de la propiedad horizontal, que se transmite por contacto entre las personas y el mínimo estornudo o tos de una persona contagiada lo propaga. En atención a frenar su contagio y propagación se crearon unos protocolos dados por el Ministerio de Salud y Protección Social, el cual da a su vez los lineamientos para mitigar y expide la resolución 666 del 24 de abril de 2020, por medio de la cual se adoptan protocolos de bioseguridad para manejo de la pandemia.

Es de gran importancia entender y asimilar que por sí solos los protocolos no servirán de mucho, si no existe un compromiso de todos y cada uno de los ciudadanos, un cambio de mentalidad donde “Me cuido, Te cuidas, Nos cuidamos”, es necesario eliminar o minimizar el factor de riesgo biológico para que podamos hablar realmente de control y de una curva aplanada. Tomaremos las medidas generales más utilizadas hasta el momento y de recomendación en la contención del virus como lo son: lavado de manos, uso de tapabocas y distanciamiento social; cada propiedad horizontal juiciosamente revisará su estructura presupuestal para determinar si cuenta con recursos para adquirir los insumos necesarios para el aseo, limpieza y desinfección de las áreas comunes.

Identificamos dos procesos que sin lugar a duda o malinterpretaciones son necesarios, las acciones y tareas de que requieren agua y detergentes permiten combatir el desaseo, aunque no es al 100% efectivo para atacar y eliminar gérmenes, bacterias y virus. La limpieza y sus protocolos permiten remover de las superficies lo que no eliminan las soluciones y productos antisépticos, cuando atendemos a la desinfección es un proceso aún más complejo y completo donde es obligatorio el uso de agentes químicos o de última generación para la eliminación y destrucción de microorganismos.

Dentro de los procesos necesarios para combatir el posible contagio y disminuir la transmisión, se encuentran aquellos ligados al manejo de desechos y residuos, desde su generación hasta el manejo que debe darse en el lugar de disposición previo a la recolección, atendiendo adicionalmente lo establecido en el PGIR - Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos-. Así mismo, no se deben ignorar los protocolos establecidos y sugeridos por el Gobierno Nacional, en cuanto al manejo de bolsas de basuras, la identificación de aquellas donde se encuentren los residuos no aprovechables -tapabocas, guantes y otros-, dejando espacio a conocer los protocolos de disposición de residuos médicos, los cuales sirven de perfecta guía para trabajar con mayor seguridad y ofrecer mejores condiciones a los miembros de las cooperativas de reciclaje, las cuales también requieren protección en ejercicio de su importante trabajo.

Para cerrar este breve artículo, es claro que la propiedad horizontal debe adaptar protocolos de manejo de residuos, implementación de acciones, procesos y medidas sanitarias; las cuales solo serán efectivas en concierto con la buena disposición y actitud de todos los miembros de las comunidades residentes en P.H, entre todos podemos combatir el COVID-19 y ser actores del cambio, del futuro y de la innovación.

Anterior Artículo Siguiente Artículo