Ascensores, Máquinas que trabajan sin parar


Los ascensores son considerados a nivel mundial la segunda forma mas importante y mas usada para el transporte de personas, demostrando que mas que un lujo es una necesidad importante, no solo para sitios de trabajo y grandes superficies, también en las zonas residenciales, que cada día se ven en la necesidad de contar con un ascensor para desempeñar sus labores.

Estas máquinas de las cuales tan solo conocemos sus cabinas y botones de accionamiento y que mágicamente nos transportan entre niveles, son equipos que funcionan casi siempre 24 horas por 7 días a la semana y que en promedio pueden tener entre 400 a 500 viajes diarios, transportando personas según el lugar donde se encuentren instalados, lo que quiere decir que un ascensor que funciona casi el 100% del tiempo durante la semana, pude llegar a tener 3500 recorridos semanales y 14000 viajes al mes aproximadamente; esto en el caso de un ascensor de un edificio residencial.

Un ascensor no es tan solo la cabina que conocemos las personas que lo utilizamos, cuenta con sistemas eléctricos y mecánicos, que según el uso y el cuidado del ascensor pueden presentar desgastes de algunos mecanismos críticos en la seguridad del ascensor y si no se hace el debido mantenimiento, puede generar un accidente que en muchos casos puede ser fatal.

Por otro lado, es importante saber que no es suficiente con hacerle el mantenimiento, porque además de que es de carácter obligatorio la certificación según las normas determinadas en Colombia, para el caso de Bogotá aplica la resolución 092 de 2014.

También es importante que los propietarios y administradores, puedan evidenciar que los mantenimientos se están haciendo conforme a la norma técnica NTC 5926-1, lo que garantiza que los puntos de seguridad son revisados por personal altamente calificado y por medio de equipos debidamente calibrados.

La inspección y certificación de ascensores se debe realizar una vez al año y tiene los siguientes objetivos:

*Garantizar la seguridad de las personas que lo utilizan y de los técnicos que lo operan o hacen el mantenimiento
*Prologar la vida útil del ascensor
*Evitar incidentes que puedan dañar la infraestructura del sitio donde se encuentra instalado
*Revisar el cumplimiento de las empresas de mantenimiento en los que se refiere a los 175 puntos de seguridad que son revisados durante la inspección.

Considerando el desgate y uso de un ascensor, después de unos años se recomienda cambiarlo, lo que es costoso y toma tiempo, pero si se garantiza el debido mantenimiento y la certificación de forma constante, seguramente ese cambio se puede prolongar por muchos años más.

También es cierto, que la certificación puede generar unos arreglos importantes, que pueden aparentemente generar unos costos altos, pero es mas costoso no hacer la inspección y certificación y que se presenten accidentes con implicaciones legales, que en algunos casos puede terminar en fallecimientos o lesiones a personas. También se debe tener presente que no hacer la inspección, genera que no contemos con un diagnóstico para poder anticipar fallas que pueden ser costosas y que van a dejar el ascensor fuera de funcionamiento por un buen tiempo.

En resumen, un ascensor más que un lujo es una necesidad y adicional es una responsabilidad con la que debemos generar la conciencia, que si no se encuentra en las condiciones necesarias que requiere la certificación bajo la norma NTC 5926-1, puede derivar en varios inconvenientes, incluso legales.

Los ascensores que están en uso, como son los de conjuntos residenciales, siguen presentado descargaste mecánico y eléctrico y en estos momentos tan difíciles económicamente, se hacen recortes económicos a los presupuestos para los procesos de mantenimiento y certificación, pero debemos hacernos las siguientes preguntas:

*¿Si no garantizo el mantenimiento puedo seguir utilizando el ascensor?
*¿Si no lo certifico las alcaldías y las entidades que controlan nos pueden cerrar el ascensor?

Son interrogantes que se deben hacen antes de realizar los recortes de presupuestos en estos aspectos.

El consejo de Bogotá informó que en el primer semestre del 2020, se presentaron 934 afectados, 455 rescatados y 14 heridos, de los rescatados, 37 fueron niños, estas cifras nos debe generar conciencia para las personas que administran ascensores, se debe dar cumplimiento al mantenimiento y certificación de los ascensores y que de igual manera nos debemos preparar para dar cumplimiento a la certificación, ya que el consejo de Bogotá, está tramitando un proyecto de acuerdo, el cual tiene como objetivos:

*Las edificaciones públicas y privadas deberán registrar los modos de transporte vertical que tienen en funcionamiento, en una plataforma que sería creada para tal fin, indicando desde cuándo se encuentra en operación.
*Todas las edificaciones deberán subir anualmente a la plataforma, el respectivo certificado de revisión general anual.
*La creación de un módulo virtual para prevenir, prepararse y responder ante una situación de emergencias en ascensores y escaleras eléctricas
*Las empresas de seguridad y administradores de edificios, deberán exigir a un miembro por turno del personal de seguridad contratado, estar capacitado con el curso de primer respondiente.

Con base en lo anterior, debemos preparar el camino para cuando sean exigibles los anteriores puntos, estemos preparados para que no nos obliguen a dejar fuera de funcionamiento los ascensores, que como ya sabemos mas que un lujo es una necesidad, acompañada de una gran responsabilidad.

Anterior Artículo Siguiente Artículo