La importancia de la inspección de los equipos de transporte vertical

La seguridad es una característica inherente a las actividades de las personas y su interacción con las máquinas y equipos. Éstos se han diseñado para proveer comodidad a las personas, agilidad en sus desplazamientos, eficiencia en la utilización de los recursos y que realicen tareas que desbordan la capacidad física de personas e incluso de animales; ellas deben poseer durante todo su ciclo de vida útil una característica inherente, la “seguridad”.

En las normas emitidas por la ISO -Organización Internacional de Normalización- como en las de IEC -Comisión Electrotécnica Internacional- se establece el concepto de seguridad como: la ausencia de riesgos inaceptables para el exterior de las unidades físicas y funcionales. En el caso de los equipos de transporte vertical como los ascensores, escaleras automáticas, andenes móviles, entre otros, lo externo son personas que interactuamos con esos equipos para desplazarnos en diferentes niveles en nuestros sitios de residencia, en el trabajo o sitios de esparcimiento, por ejemplo, centros comerciales u hoteles.

La seguridad en los equipos de transporte vertical, siempre ha estado presente en la elaboración de normas, para el control de calidad del equipo original en sus características de diseño, materiales y ensamble, así como durante su instalación y puesta en servicio.

Para preservar las características de seguridad de estos equipos es muy importante el mantenimiento preventivo y cuando se requiera para sus reparaciones o modernizaciones, el uso de partes y repuestos que cumplan las especificaciones de equipo original, así como una empresa de instalación y mantenimiento confiable y con conocimiento de los equipos. De esta forma se está protegiendo la vida y salud de personas.

La importancia de lo mencionado anteriormente se puede confirmar al revisar estadísticas de accidentes con equipos de transporte vertical, como las reportadas por el Centro de Protección de los Derechos de los Trabajadores, de Estados Unidos, en el periodo de 1992 al 2003, en la que se reporta un total de 173 accidentes fatales en personal que se encontraba trabajando en instalación y reparación de ascensores, trabajando en el hueco del ascensor y la cabina y en la cercanía de uno de estos equipos. Las causas de las fatalidades fueron caídas, atrapamiento, golpes, colapso y electrocución. Las cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos informan de 68 muertes de pasajeros de ascensores entre 1992 y 2003, mientras estaban en el trabajo, un promedio de 6 muertes de pasajeros por año. Estas muertes incluían supervisores, gerentes, empleados, encargados de almacén, conserjes, limpiadores y sus supervisores, además de una amplia variedad de otras ocupaciones.

También la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor estimó que hubo 7300 lesiones en escaleras mecánicas y 9800 en ascensores que requirieron hospitalización. Los datos se basaron en una encuesta nacional de 90 hospitales. Con base en la cantidad de ascensores y escaleras mecánicas en los Estados Unidos, la Comisión estimó una tasa de 0,221 accidentes por escalera mecánica y 0,015 accidentes por ascensor al año.

La actividad de evaluación de la conformidad, de la inspección se puede aplicar para determinar condiciones de seguridad de productos, procesos, equipos, instalaciones, durante el uso, suministrando así la confianza de la permanencia de las características de desempeño seguro de los equipos de transporte vertical. Por ello es muy importante que la inspección la realicen organismos competentes que operen bajo la norma internacional ISO/ IEC 17020.

La normalización siempre ha estado presente para formalizar el conocimiento técnico para el desempeño seguro de los equipos de transporte vertical, así se puede hacer referencia a lo siguiente:

● Este año se cumplen 100 años de haberse emitido la primera versión de la norma ASME A17.1 “Código de seguridad para ascensores y escaleras mecánicas”, que en su alcance actual cubre el diseño, la construcción, la operación, la inspección, las pruebas, el mantenimiento, la alteración y la reparación del equipo y de las piezas asociadas, como los huecos o espacios adyacentes.

● Actualmente también existen las normas europeas EN 81, que constan de diferentes partes y cuyo objeto de normalización son las reglas de seguridad para la construcción e instalación de ascensores. Estas normas han sido adoptadas de manera equivalente por el organismo nacional de normalización, ICONTEC en su comité 123 de Maquinaria y Equipo, como normas técnicas colombianas NTC 2769 en diferentes partes.

● Para las escaleras mecánicas se dispone de la norma europea EN 115 Seguridad de escaleras mecánicas y andenes móviles. Tanto para la compra, instalación y recepción de equipos de transporte vertical es muy importante el uso de normas como las mencionadas para proteger la vida y seguridad de las personas y en una copropiedad también el patrimonio común, evitando costosísimas demandas y sanciones de autoridades.

La actividad de evaluación de la conformidad de la inspección por parte de un organismo independiente ofrece la posibilidad de contar con una poderosa herramienta para dar la confianza que el equipo recién instalado cumple con los requisitos especificados en normas.

Ahora bien, la seguridad de los equipos de transporte vertical durante su uso se puede ver afectada por:

*El uso del equipo, que es natural a cualquier máquina o equipo

*El uso no previsto, por ejemplo, utilizar el ascensor para cargas mayores a las de diseño, situación frecuente en un edificio en las remodelaciones de apartamentos, obras en zonas comunes o durante las mudanzas *Manipulación en el cuarto de máquinas, por personal no competente o autorizado, por ejemplo, personal de servicios de aseo o de vigilancia *Ausencia de mantenimiento preventivo. Debido a la ocurrencia de accidentes, algunos de ellos fatales en diferentes ciudades de Colombia, las autoridades municipales de prevención de emergencias le solicitaron al ICONTEC la elaboración de normas técnicas que establecieran los requisitos para la seguridad de equipos de transporte vertical, en uso, como ascensores, escaleras automáticas, andenes móviles entre otros. Estas normas son:

● NTC 5926-1; Criterios para las inspecciones de ascensores, escaleras mecánicas, andenes móviles y puertas eléctricas. Parte 1: Ascensores electro- mecánicos e Hidráulicos

● NTC 5926-2 Criterios para las inspecciones de ascensores, escaleras mecánicas, andenes móviles y puertas eléctricas. Parte 2: Escaleras mecánicas y Andenes móviles.

● NTC 5926-3 Revisión Técnico – Mecánica de sistemas de transporte vertical y puertas eléctricas. Parte 3: Puertas eléctricas -automáticas-.

● NTC 5926-4 Revisión Técnico - Mecánica de Sistemas de Transporte Vertical y Puertas Eléctricas. Parte 4: Plataformas Verticales para el uso por personas con movilidad reducida.

● NTC 5926-5 Revisión Técnico - Mecánica de Sistemas de Transporte Vertical y Puertas Eléctricas.Parte 5: Plataformas Inclinadas -Salva Escaleras- Para el Uso por Personas con Movilidad Reducida Estas normas son la base fundamental para la reglamentación de la inspección periódica y la certificación de estos equipos, como ocurrió primero en Bogotá y luego en varias ciudades como Cartagena, Bucaramanga, Cali, Villavicencio, Ibagué, Pereira Rionegro. También hay reportes de inspección de equipos de transporte vertical en ciudades de Colombia que no cuentan con esta reglamentación. Las reglamentaciones locales especifican que la inspección se debe realizar anualmente, por parte de un organismo de inspección independiente acreditado por el ONAC con la norma internacional ISO/IEC 17020.

Al igual que en otros países y aplicando el criterio de la protección de la vida y salud de personas, es posible que en el futuro sea reglamento nacional, que los equipos de transporte vertical demuestren el cumplimiento con la norma NTC 5926 correspondiente, mediante la inspección con organismo independiente acreditado por el ONAC con la norma ISO/IEC 17020 y de esta forma no solo se proteja la vida y seguridad de personas, sino también lograr lo siguiente:

● Demostración eficaz del control operacional en el sistema de gestión de seguridad y salud en el trabajo

● Confiabilidad en el mantenimiento de equipos que hacen parte de la infraestructura clave en una organización que aplica un sistema de gestión de la calidad.

● Disminución del riesgo de demandas a la copropiedad y a su representante legal, el administrador, por omisión al cumplimiento de los requisitos legales.

● Evitar riesgos de sanciones por autoridades competentes.

Anterior Artículo Volver a Legal