Sobre los seguros obligatorios en P.H.


Consecuencias de tener doble cobertura de daños en un inmueble sometido al régimen de P.H.

Esta es una figura que se presenta comúnmente en la propiedad horizontal, en vivienda familiar, edificios mixtos, comerciales e industriales, entre otros.

La coexistencia se da cuando se toma un seguro obligatorio de daños materiales a los bienes comunes, conforme al artículo 15 de la ley 675 de 2001, para garantizar la reconstrucción de los mismos y a la vez se contrata otro seguro obligatorio sobre el mismo bien, por exigencia del acreedor hipotecario o en los casos de leasing.

Cuando se da la situación de coexistencia de seguros o doble cobertura, sobre el mismo bien, llámese apartamento, casa, bodega, consultorio, garaje entre otros, se presenta la siguiente figura jurídica, con base en nuestra legislación comercial en materia de seguros, según el artículo 1093 del código de comercio.

Diversidad de aseguradoras. Cuando hay dos o más contratos de seguros de daños con distintas compañías de seguros, en principio la que asegura a la copropiedad y luego la que asegura el mismo bien a solicitud de un acreedor Hipotecario, -entidad financiera de leasing, Cooperativa- Debe haber identidad del asegurado, la cual se da en P.H, porque el titular del inmueble hace parte de la persona jurídica del conjunto y es el mismo que toma y asegura el inmueble con la aseguradora que escogió el Banco o la entidad financiera que otorga el leasing o la empresa empleadora que toma y asegura el inmueble, con garantía de primer beneficiario en caso de siniestro; también puede ser una cooperativa o fondo de empleados, entre otros.

Debe haber un mismo interés asegurable es decir, que sea el mismo dueño propietario de la casa, apartamento, bodega o edificio asegurado con dos o más aseguradoras Debe ser el mismo riesgo asegurable, al igual que en el punto 3 o sea que se trate del mismo inmueble asegurado con varias Aseguradoras.

Cuando se dan las anteriores condiciones se debe informar a las distintas Aseguradoras sobre la Coexistencia o Pluralidad de seguro de daños materiales sobre el mismo bien protegido según el artículo 1093 del Código de Comercio Colombiano y si no se da este aviso dentro de los 10 días siguientes a la contratación del nuevo seguro, porque existen varios contratos de seguros en forma coetánea sobre el mismo Interés asegurable, se estaría incurriendo en una reticencia que puede conllevar a una Nulidad relativa del contrato, sino se actuó de mala fe y en una Nulidad absoluta si se demuestra intención de defraudar a las Aseguradoras. El aviso a las Aseguradoras tiene dos instantes:

*En el momento que se contrata un nuevo seguro sobre el mismo bien Inmueble y
*Después cuando se presenta el siniestro. En el segundo artículo que estoy preparando sobre este mismo tema,que es un poco extenso, les estaré indicando cómo deben liquidar las pérdidas las Aseguradoras involucradas y la gran injusticia que se presentaría en el ajuste de las pérdidas de manera involuntaria en contra del Asegurado.

Consecuencias de no informar oportunamente la coexistencia de seguros

Aquí hay que hacer claridad que en nuestro código de Comercio, según el artículo 1093, se genera una consecuencia muy grave para el Asegurado, porque en él consta que la omisión por no dar aviso oportuno sobre la pluralidad de seguros o coexistencia de contratos del mismo tipo, sobre el mismo bien asegurado -El de la Copropiedad y el del Banco por ejemplo- produce la terminación automática o por ministerio de la ley, del contrato,- salvo que el valor asegurado de las pólizas no exceda el valor real del interés asegurable.

En mi sentir, esta consecuencia es exorbitante, cuando el tomador no ha actuado de mala fe, para obtener un beneficio propio con la firme intención de reclamar a ambas Aseguradoras, con reclamos diferentes por el mismo daño.

Lo más grave en este caso, es que en materia de seguro Obligatorio para bienes comunes en Propiedad Horizontal, el Asegurado propietario que ostenta el interés asegurable, cuando ha adquirido un crédito hipotecario o tiene Leasing Habitacional, sin querer, siempre va a estar incurso en esta situación de sobreseguro, porque es lógico que la cobertura por el seguro de daños que exige la entidad financiera que otorga el crédito hipotecario o leasing, para la deuda que adquiere el comprador o el locatario sumada a la cobertura del seguro obligatorio de daños, que contrata la administración de la Copropiedad para cumplir con el mandato imperativo del artículo 15 de la ley 675, en principio va a exceder el valor real del interés asegurable

Anterior Artículo Siguiente Artículo